¿Cómo responder a las necesidades de nuestros clientes?

¿Cómo responder a las necesidades de nuestros clientes? Es una interrogante que todos los matriculados en los cursos en ventas deberán poder responder. Pues es esto lo que define a un buen asesor de ventas.

 

Antes se usaba que los teleoperadores telefónicos eran vendedores que brindaban productos y servicios sin importarles las necesidades de los consumidores sino solamente su beneficio económico. Actualmente esta noción ha cambiado mucho pues hoy por hoy el teleoperador ya no se considera un vendedor, sino un asesor en una materia específica en dependencia del rubro que esté trabajando.

 

La responsabilidad de un asesor ya no se limita únicamente a hacer la labor de venta como en otra época, sino que tiene la obligación de entender y ajustarse a las necesidades reales de sus clientes, asesorarlos y llevarlos de la mano sugiriéndoles las soluciones que correspondan.

 

Cuando el asesor contacte directamente al cliente, este le debe resolver todas sus dudas o le debe al menos explicar las características especiales del producto o servicio a fondo.

 

Los asesores pueden buscar clientes potenciales, o sondear la aceptación o rechazo de un producto, marca o empresa en concreto. Este proceso de clasificación sirve para encontrar a aquellos clientes potenciales con mayores probabilidades de comprar los productos o servicios que la empresa en cuestión ofrece.